Saltar al contenido

Papel de pared decorativo

Un recurso ideal y simple de utilizar para renovar sin muchas complicaciones un espacio, lo constituyen los papeles para empapelar paredes. Son prácticas y pueden cambiar totalmente la apariencia de un muro económicamente, ya que solo se requiere adherirlo a la superficie.

Asimismo, el lugar puede personalizarse aún más porque fotos y diseños originales pueden ser impresos en las láminas decorativas. Teniendo acceso a tantas posibilidades, lo importante es saber cuál se adapta más a las necesidades y a lo que se quiere plasmar.

Tipos de papel decorativo en nuestro catálogo

Así como hay variedad de estilos y colores, las tiendas online ofrecen gran cantidad de opciones en materiales que componen este elemento de diseño. Desde dibujos florales, geométricos o estampados hasta imitaciones de piedra, madera o motivos populares, las ofertas abundan porque decorar con papel pintado no tiene límites. Los murales tradicionales quedaron atrás para diversificarse en más estilos aplicables gracias a las siguientes categorías de empapelados:

Vinílico

Esta gama es muy versátil, pues su recubrimiento de una fina capa de vinilo o barniz permite que sea lavable. Además, aporta una terminación brillante a la pared de cualquier tipo de habitación, especialmente en cocinas y cuartos infantiles porque se limpia fácilmente con un trapo. También es ideal para el baño porque la humedad y el agua no lo corroerá demasiado.

Adhesivo

Esta característica es una de las más comunes, ya que permite que una persona sin mucha experiencia pueda empapelar el lugar rápidamente. Se trata de una lámina autoadhesiva que incluye pegamento, por lo que solo se necesita despegar las capas de papel para colocarlo donde se desee.

Texturado

También conocido como acolchado, no solo constituye un aditivo decorativo por su utilidad, sino también por el diseño que recrea en 3D. Son ideales para aportar texturas en un área de estilo simple, ya que siempre llama la atención y puede ser el principal punto focal.

Esta tendencia también puede tenerse en cuenta para cubrir daños importantes en la pared en la que se va a poner, pues funciona como papel pintado. Lo que significa que, normalmente, es posible de pintar para encajar más en la idea concebida. Por otra parte, resulta más costoso al comprar.

Base textil

Su principal cualidad es su composición de fibras textiles naturales o sintéticas que deja un acabado elegante e interesante por su textura y pequeños detalles coloridos. Para una sala principal o un salón de eventos supone reforzar la identidad del cuarto, sin disminuirla por tratarse de un papel pintado.

Sin embargo, no es recomendable para primerizos en el tema porque su montaje es complicado al igual que su limpieza. Al contrario de otros tipos, es necesario utilizar un adhesivo especial y mucho cuidado para que su adhesión al muro sea correcta y de calidad.

Pintable

Normalmente, este material viene en colores neutros, ya que su atractivo reside en adaptarse al color que la habitación requiera y por ello, puede pintarse. Las pinturas plásticas o sintéticas son las que deben emplearse para esta tarea. Asimismo, es importante tener en cuenta que al no tener un recubrimiento plástico en su superficie es más susceptible a mancharse.

Cenefa

Se componen como piezas individuales en formas de tiras para completar diseños y darles el último acabado. Es común encontrarlas en papel adhesivo por lo que su montaje es sencillo y no se requiere de mucho tiempo para ello. Entre sus puntos fuertes están que pueden cubrir relieves de la pared como cornisas, zócalos y columnas. Además de poderse combinar solamente con la pintura de la pared o con otros papeles pintados.

Corcho

Asemejando la apariencia de esta categoría de madera, se aplica con un adhesivo especial, pero no es difícil su montaje. Por su base de papel adherida a un laminado de corcho, no hay que preocuparse por dejar burbujas ni defectos en la cara de madera. Igualmente, proporciona texturas y un acabado natural para una habitación con luz de este tipo.

¿Cómo se instalan las láminas de empapelado?

Al comprar papel pintado

Debe medirse tanto la pared como el recubrimiento para saber cuánto se requiere. Una vez hecho, debe despejarse y limpiarse la pared en el que se pegará y de ser posible limar asperezas para que el acabado quede mejor. También se limpia la superficie del papel y dependiendo del tipo se procederá a su colocación. Se corta el laminado a la medida y se coloca de arriba hacia abajo.

En el caso del laminado con adhesivo

El protector se retirar horizontalmente y poco a poco para ir adhiriéndose en la pared. En el otro proceso, se coloca la pega sobre el muro con una brocha. En ambos casos, se debe enrollar el papel al contrario de cómo vino, es decir, la parte posterior hacia afuera para que sea más fácil pegar. Finalmente, el papel se va colocando en la superficie con la ayuda de un cepillo para reducir grumos. Es más sencillo si se mantiene plegado el rollo y se va soltando.

Comprar papel pintado online

El tipo de patrón que tiene impreso la lámina es un factor determinante. Por ejemplo, el papel de vinilo puede ser sencillo de aplicar, pero puede no quedar bien si lo que se busca es una tendencia más natural. Esto tomando en cuenta la apariencia brillante con la que cuenta el papel.

Por estas razones, es necesario también combinar la paleta de colores y buscar diseños adecuados para el estilo que se creará en el ambiente. Lo mejor es buscar papel pintado original para conformar una tendencia única.

La composición se debe pensar en términos de tonos fríos, cálidos, o neutros para complementar mejor los objetos y su coherencia respecto a las paredes. En ese sentido, debe respetarse el uso definido para cada habitación, pues no es lo mismo decorar un dormitorio con colores oscuros que con tonalidades claras.

Adicionalmente, lo complejos o simples que son los diseños impresos en el papel de pared, puesto que puede que el espacio luzca recargado o encaje bien.

No solo los detalles visuales son importantes, pues otros aspectos técnicos como precios y distancias que cubrir son importantes al poner empapelado. Una buena sugerencia al encontrar catálogos de papel pintado es realizar un presupuesto para evitar gastar más de la cuenta en la renovación.

Por otra parte, hay que medir la pared en la que se colocará el laminado para adquirir uno que abarque esas medidas.

¿La humedad afecta el empapelado?

Como cualquier otro tipo de papel, la cantidad de agua que recibe la superficie es un factor a evaluar. Al respecto, la mayoría de papel decorativo de pared no sufre mucho con respecto a la condensación, pero igual es importante verificar su grado de resistencia. Ello también ayudará a determinar si es posible lavarlo y cómo hacerlo.

No obstante, siempre es recomendable no ubicarlo sobre muros con filtración para evitar futuros riesgos de moho o deterioro en el pegamento de la lámina.

¿El papel pintado tiene más ventajas que decorar?

Este tipo de mercancía provee más que implementar un estilo distinto a un espacio, porque puede hacerlo más cómodo e interesante. Al igual que puede agregar más elementos personalizados porque a veces la compra de papel pintado online puede implicar el diseño y la impresión a gusto.

Más allá de estas cualidades, el recubrimiento está fabricado para durar bastante con buen mantenimiento y cuidado, lo que se traduce en limpiarlo cuando sea necesario. En general, es resistente a agentes externos ya sea suciedad o humedad, aunque hay consideraciones más específicas dependiendo del tipo de empapelado escogido.

Así como es fácil y rápido de limpiar por sus materiales, lo es al momento de colocarlo en la pared. Pese a que algunos componentes requieren pegamentos especiales, muchos de ellos son adhesivos y con las instrucciones correctas pueden montarse, incluso el papel pintado de relieve. Otra ventaja es que puede tapar defectos del muro en el que se adhiere.

¿Cómo darle más usos efectivos a los papeles pintados?

No solo es posible renovar un espacio, ya que este producto permite crear varios en un mismo lugar. Con la versatilidad de sus diseños, se pueden implementar varios ambientes con las paredes empapeladas como separadores. Igualmente, es posible adherir el laminado en otras superficies como armarios o distintos muebles, pues su principal función es forrar. Así que si se tiene esto en mente, puede ser adaptado más que como papel pintado de paredes.

Si se ensucia el papel para paredes, ¿se puede limpiar?

Los materiales están diseñados para la mayor practicidad posible y para que el cliente pueda conservar paredes con buen aspecto por muchos años. Por ello, es posible lavar el papel si llega ensuciarse. No obstante, es importante considerar el tipo de papel decorativo que se tiene, ya que hay procedimientos que los limpiarán efectivamente, mientras otros pueden dañarlos.

Si se ha decorado con papel de vinilo

Lo más recomendable es pasar una esponja o paño húmedos sobre su superficie. Eso será más que suficiente, pues si se utiliza algún solvente o producto más corrosivo el barniz que tiene puede diluirse y afectar el diseño.

Respecto al papel decorativo

El procedimiento anterior no es necesariamente el adecuado porque no posee esa película de recubrimiento plástico. Puede tratarse de retirar las manchas pequeñas con un trapo húmedo y si esto no funciona, siempre se puede volver a pintar la pared. Con pintura sintética o plástica la tarea será exitosa.